jueves, 22 de diciembre de 2011

Necesito gritar gordi, tengo miedo!

Uhhhhhhh!!!!!! Cómo empezar a contarte mami? No sé cómo decirte el miedo que tengo.De nuevo pensando en esa horrible palabra que se llama cáncer. Hace unos días noté unos bultitos en mis axilas, no sólo los noto también me molestan y me duelen. Después de todo lo que ya he pasado, miedo me da ir al médico. Sé que lo tengo que hacer, pero tengo miedo de escuchar algo que no quiero.A través del blog de una amiga mía en el que habla de su cáncer de mama en primera persona, he llegado a otro de una chica que hace seis años tuvo cáncer de mama también, y ahora ha retomado dicho blog y dice que tiene cáncer de mama pero en el higado. Dice esto porque las células cancerosas del higado son las mismas que seis años antes los médicos descubrieron en sus pechos. Y cada vez que leo esto, no paro de pensar si no me estará pasando a mi algo parecido, quiero decir: no tendré yo ahora cáncer de tiroides en el pecho????. Qué complicado que es todo mami. Si a esto le añades que tengo unas ganas horribles de que me abraces y de llorar a tu lado, y que no le he contado todavía nada a Yuri porque no quiero preocuparle, te encuentras con la Eva de hoy. Una niña grande llena de miedo, y con muchas ganas de llorar. Necesito gritar, pero no me salen los gritos. Estoy realmente asustada por lo que pueda pasar.Además estas fechas son horribles. Me gustaría dormir hoy y no despertar hasta el día 7 de enero. Odio las navidades, no puedo evitarlo. No me gustan nada estas fechas. Pero tengo que "hacer teatro" con mis tesoros. A ellas les ilusiona mucho esta época del año: viene Papá Noel, es el cumple de Lucía (mi pequeña gran bebé) y sólo un día después vienen los Reyes, y todo eso es maravilloso.A mi nunca me han gustado las navidades, ni siquiera cuando era pequeña: tú lo sabes. A lo mejor es porque yo nunca tuve una niñez que pueda llamarse normal, seguramente es por eso.Gordi, me gustaría que estuvieras aquí conmigo. Me gustaría poderte abrazar. Me gustaría que me dijeras que no pasa nada, que mamá está aquí, y que todo esto se va a quedar en un susto. Pero QUE MIERDA, sé que esto ya no es posible. Y no entiendo por qué en estas fechas tenemos que ponernos todos la careta de mujeres/hombres felices.Odio tener tres ángeles en el cielo (papi, Paco y tú), yo quisiera seguir teniéndolos aquí. Mi amiga María dice que os sigo teniendo, y tiene parte de razón. En mi corazón y en mi cabeza no habéis muerto nunca, pero no es igual.Te voy a dejar ya, espero que todo esto sea una paranoia mía y ojalá pueda escribirte de nuevo diciéndote que no ha pasado nada y que todo está bien.Un beso preciosa, no olvides nunca lo mucho que te quiero. Si tienes por ahí contigo a papá y a Paco (me gusta seguir pensando que el cielo existe, y que estáis los tres juntos), dales un abrazo bien apretado de mi parte, y diles que les quiero mucho también a ellos, vale????

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada