jueves, 4 de octubre de 2012

Por qué somos así mami???

Hola gordi:
Bueno, ya sabes, no podía dormir no es algo nuevo mami. Aunque en este sentido estoy bastante contenta, ahora ya soy capaz de dormir cinco ó seis horas seguidas, poco a poco mami, seguro que todo llega.
Ayer desayuné con Fuencis, y como a ninguna de las dos nos gusta hablar nada, casi unimos el habráqué con la comida, jejeje. Hablamos de ella, hablamos de mi, hablamos de los gordis, y sobre todo hablamos de ti. Sé que lo sabes, pero quería que lo supieras.
Ella siempre había pensado que, tanto Ricardo como yo, habíamos tenido una infancia fácil. Y yo le dije:"Infancia?, define infancia, qué es para ti infancia??. Y nos pusimos a hablar y una cosa llevó a la otra y las dos descubrimos que somos hermanas, pero casi no nosconocemos. Pero como diría nuestra pequeña gran Lara nunca es tarde para empezar.
Ayer descubrí cosas que no sabía: descubrí que Fuencis había tenido su primer regla también con nueve años, igual que Paula la mejor amiga de nuestra Lara, y casi igual que tú. Me dijo que con siete años empezó a manchar, y tú le llevaste al pediatra. Los médicos le hicieron pruebas y decidieron hormanarla para evitar que tuviera la regla tan pronto, y consiguieron retrasar el dichoso asunto dos años. Ufffff, menos mal que fue así, porque si no Fuencis se hubiera quedado chiquitita como tú, jejejeje. Yo en eso también debo parecerme a tu mariditi, jejejeje y por eso la tuve tan tarde y crecí tanto.
Después del habráqué, fuimos a tu casa. Nos dió mucha pena ver cómo algo que tanto apreciabas tú, ya no es ni la sombra de lo que era. No queda nada, cuatro paredes vacías, los mismos muebles de siempre, pero ya no hay nada. Una casa llena de cosas, pero muy vacía. Esa casa siempre estuvo llena de gente y, ahora por no quedar no quedan ni fotos. Es todo tan triste mami, todo tan triste............................
Mientras que Fuencis y yo desayunábamos en su casa, y nos contábamos cosas, ella se rompió y yo fuí detrás de ella. Lamentaba mucho haberte hecho tanto daño, yo le dije que tu lo sabías, que no se preocupara, pero no podía parar de llorar. Se arrepentía tanto de todos los años que no pudo disfrutarte............. Yo también me rompí cuando le comenté todo lo que había pasado desde que ella decidió irse aquel 28 de noviembre. Me sentía abandonada por ella, había sido mi salvavidas, y ahora que estaba aprendiendo a nadar sola me dejaba a la deriva. Y ella no paraba de abrazarme y de decirme todo lo que sentía haberlo hecho. Le dije que lo entendía, que ahora sí lo entendía, pero con seis años no lo entendí.
Siempre pensé que había hecho algo malo y ella se había enfadado conmigo, y por eso se iba. Maldito sentimiento de culpa, sale siempre en todo y para todo. Cuando se fue Fuencis, siempre pensé que yo tenía la culpa. Cuando aquel 16 de mayo ganaste tus alas y te fuiste también me sentí culpable: yo fui quien decidió llevarte al centro de salud y no al Hospital. Me atormentaba pensando que, quizá si te hubiera llevado al Hospital, seguirías viva. Siempre, siempre, tenía que tener yo la culpa de todo, y si no la tenía pues me la echaba.......................
Igual le pasó a ella con él, ya sabes de quién hablo. Cuando pasó se sintió la persona más miserable del mundo mundial comi diría mi pequeña gran Lara. Además había pasado porque ella había provocado que pasara. Y no paraba de atormentarse, culpa, culpa, culpa...............................
Ella ha vuelto a verle, sé que lo sabes pero te lo cuento. Ahora es todo muy diferente, ahora ella sabe lo que tiene, lo que quiere y todo lo que no quiere perder nunca. Ahora ella es un poco más parecida a él, no sé si eso será bueno o malo gordi, pero ella está feliz. Feliz con su chico, feliz con sus pequeños grandes tesoros, feliz por vivir, feliz por respirar, feliz por andar, en fin, empieza a, como decía él, disfrutar de los pequeños buenos momentos. Ahora es capaz de llorar de alegría porque uno de sus tesoros le diga que le quiere mucho, ahora es capaz de reir por algo por lo que antes no paraba de llorar, ahora ella ha aprendido a vivir. Siempre vivió de recuerdos, del pasado, disfrutaba poco del presente y le daba mucho miedo qué pasaría en el futuro.
No se daba cuenta que el pasado ya no se puede cambiar, porque ya ha pasado. Y el futuro es algo incierto, por eso se llama futuro. Lo único real es el ahora mami, el hoy, porque el presente es un regalo, por eso se llama presente gordi. Y está aprendiendo a valorar todo lo que tiene y lo poco que necesita para tener todo esto. Creo que esto, como casi todo, te lo debo a ti.
Te quiero mami, mucho, más.................. muchísimo. Nunca dejes/dejéis de estar en mi camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada